‘Pajaportes’ y palestinos muertos usados por progres cínicos que posan hipócritamente como virtuosos – Por Juan Manuel de Prada

‘Pajaportes’ y palestinos muertos
Por Juan Manuel de Prada

Que la política se ha convertido en un arbitrismo quimérico y demente que reconfigura a su capricho la realidad es una evidencia que no admite controversia. Pero la conversión de la política en puro arbitrismo quimérico y demente no habría podido consumarse sin la anuencia de las masas cretinizadas, que aplauden los arbitrios del demagogo de turno, a veces para canonizar sus caprichos más estrambóticos o aberrantes, a veces para acallar su mala conciencia. De este modo, el demagogo puede permitirse los postureos más vacuos e hipocritones, en la certeza de que las masas cretinizadas adscritas a su negociado ideológico lo aplaudirán; pues, para entonces, la engañifa es el líquido amniótico en que esas masas cretinizadas viven plácidamente instaladas, permitiéndoles mostrarse falsamente virtuosas, sin molestarse en practicar virtud alguna.

Un ejemplo especialmente gráfico de postureo retoricón nos lo brinda la introducción de ese ‘pajaporte’ con el que se pretende verificar que el consumidor de pornografía en interné es mayor de edad (como si la pornografía sólo dañase a los menores). Evidentemente, tal ‘pajaporte’ sólo será operativo en aquellas letrinas pornográficas radicadas en España, que al parecer son una cantidad ínfima; así que la mayoría de las letrinas seguirán ofreciendo acceso sin ningún tipo de restricción (y las que están radicadas en España no tardarán en cambiar su sede a otro país). El ‘pajaporte’, en fin, se trata de una medida por completo inane, un puro aspaviento con el que los demagogos que nos gobiernan sólo pueden engañar a los mentecatos que desean ser engañados y a los cínicos que posan hipócritamente como virtuosos.

Otro gesto retoricón promovido recientemente por los demagogos que nos gobiernan ha sido el reconocimiento del Estado palestino, que nos han vendido como una valerosa demostración de progresismo fetén. ¿Y qué consecuencias políticas ha tenido ese aspaviento inane? Ninguna, absolutamente ninguna. Si estos demagogos se tomaran en serio su reconocimiento al instante habrían roto relaciones diplomáticas con quienes están masacrando niños palestinos a mansalva y promovido en instancias internacionales su ostracismo. También habrían interrumpido sus relaciones comerciales con quienes perpetran tales bestialidades; pero los demagogos que nos gobiernan ni siquiera han cancelado los contratos vigentes con empresas militares israelíes. De nuevo, vemos cómo el reconocimiento del Estado palestino es un sórdido aspaviento dirigido a los mentecatos que desean ser engañados y a los cínicos que desean posar hipócritamente como virtuosos.

Ojalá la sedicente izquierda que aplaude estos postureos vanos fuese una patulea de mentecatos. Tristemente, en ella abundan los progres cínicos que, aplaudiendo estas engañifas, pueden posar hipócritamente como virtuosos y dar lecciones morales al mundo. Y, por supuesto, quien las denuncia se convierte en un asqueroso reaccionario.

Si te gustó este artículo apoyá a KontraInfo con tu suscripción. No recibimos ni recibiremos jamás dinero de ONG's ni partidos políticos. Por hacer un periodismo alternativo venimos siendo sistemáticamente censurados y desmonetizados. Ayudanos con tu suscripción, ingresando a este enlace. Colaboración por transferencia al CVU: 0000076500000019781431 Si vas a reproducir este material, citá la fuente: www.kontrainfo.com