Los textos racistas secretos del rabino líder de Jabad Lubavitch: “La diferencia entre judíos y no judíos es tan grande que deben ser considerados como especies diferentes”

El rabino Schneerson (1902-1994), conocido como “el Rebe”, fue el líder más reverenciado de la mayor organización jasífica y sionista del mundo actual, la Jabad-Lubavitch. Fundada a a finales de 1700 en la cuidad ruso-polaca de Lubavitch, la Jabad llegó a ser el movimiento más grande y políticamente influyente entre las distintas formas de «jasidismo,» una versión del judaísmo ortodoxo con base en la mística de la Kabbalah.

Dentro de la misma, se ha desarrollado un fuerte culto sobre la persona de Schneerson, a quien algunos incluso le consideran el Mesías y el mismo Schneerson llegaba a aceptar que esto podía ser cierto.

Sin embargo, también se han denunciado en el pasado la existencia de enseñanzas de Schneerson de profundo sesgo racista, como que “los judíos” son una especie totalmente diferente que la de “los no-judíos”, quienes sólo existen “para servir a los judíos”.

Recientemente, esta organización, de la que son adeptos el nuevo presidente argentino, Javier Milei, y el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, se vio envuelta en un escándalo por el descubrimiento de túneles secretos debajo de la principal sinagoga en Nueva York. Según información del periódico The Times, Schneerson “presidió un imperio religioso que iba desde los callejones de Brooklyn a las principales calles de Israel y en 1990 había estimaciones de $ 100 millones al año en contribuciones”.

Mientras Jabad a veces enseña abiertamente que «el alma del judío es diferente que el alma del no-judío», y estas enseñanzas específicas de Schneerson sobre este tema son ampliamente conocidas.

Según explica Alison Weir, director ejecutivo de  If Americans Knew -si los estadounidenses supieran- y presidente del Council for the National Interest, en su artículo de 2014, titulado “¿Por qué EE.UU. honra a un rabino racista?”, muy probablemente, “muy pocos estadounidenses, tanto judíos como no judíos, somos conscientes de las enseñanzas de Schneerson sobre las profundas diferencias entre ellos, y sobre cómo se aplican estas enseñanzas en la Ribera Occidental y Gaza”.

Las polémicas enseñanzas de Schneerson, ocultadas en las últimas décadas, han sido citadas por dos profesores judíos respetados, Israel Shahak y Norton Mezvinsky, en su libro Jewish Fundamentalism in Israel (texto disponible en línea aquí).

Algunas de las enseñanzas raramente difundidas de Schneerson:

«Esto es lo que hay que decir sobre el cuerpo: el cuerpo de una persona judía es de una calidad totalmente diferente del cuerpo de los [miembros] de todas las naciones del mundo… La diferencia en la calidad interna entre los judíos y no judíos es «tan grande que los cuerpos deben ser considerados como especies completamente diferentes».

«Existe una diferencia aún mayor en lo que se refiere al alma. Existen dos tipos de alma opuestos, un alma no judía proviene de tres esferas satánicas, mientras que el alma judía proviene de la santidad».

«Como se ha explicado, el embrión es llamado un ser humano, ya que tiene el cuerpo y el alma. Por lo tanto, la diferencia entre un embrión judío y un embrión no judío puede ser entendida «.

«… La diferencia general entre los judíos y los no judíos: Un judío no fue creado como un medio para algún [otro] fin; él mismo es el objetivo, ya que todas las emanaciones de la sustancia [divina] fue creada sólo para servir a los judíos».

«Las cosas importantes son los judíos, ya que no existen para ningún [otro] propósito; ellos mismos son el objetivo [divino]».

«Toda la creación entera [de los no-judíos] existe sólo para el bien de los judíos».

Explica Alison Weir: “La mayoría de la gente no sabe acerca de este aspecto de la enseñanza de Schneerson porque, según Shahak y Mezvinsky, tales enseñanzas se minimizan intencionalmente, son mal traducidas, o escondidos en su totalidad. Por ejemplo, las citas anteriores fueron traducidas por los autores de un libro de mensajes grabados de Schneerson a los seguidores que se publicó en Israel en 1965. Pese a la importancia global de Schneerson y el hecho de que su sede mundial se encuentra en los EE.UU., nunca ha habido una traducción al inglés de este volumen (…) esta falta de traducción de una obra importante no es inusual (…) toda la información crítica acerca de Israel y algunas formas de judaísmo están disponible sólo en hebreo”.

Según Shahak y Mezvinsky, «Casi todos los judíos de Israel moderadamente sofisticados conocen los hechos acerca de la sociedad judía israelí que se describen en este libro. Estos hechos, sin embargo, son desconocidos para la mayoría interesados ​​judíos y no judíos fuera de Israel que no saben hebreo y por lo tanto no pueden leer la mayor parte de lo que los judíos israelíes escriben sobre sí mismos en hebreo».

Agrega Weir: “En un anterior libro suyo, Jewish Religion, Jewish History, Shahak ofrece una serie de ejemplos. En uno, describe un libro publicado en 1962 en Israel en una edición bilingüe. El texto hebreo en una página, con la traducción en Inglés en la página de enfrente. Shahak describe un conjunto de páginas enfrentadas en las que el texto en hebreo de un código judía importante de leyes contenía una orden de exterminar a los judíos infieles: «Es nuestro deber exterminarlos con nuestras propias manos». La versión en Inglés de la página opuesta suaviza el texto diciendo «es un deber tomar medidas activas para destruirlos’». A continuación, la página en hebreo pasa a los nombres de los «infieles» que debe ser exterminados, y agrega «que el nombre de los pecadores se pudran». Entre ellos se encontraba Jesús de Nazaret. La página opuesta con la traducción en inglés no decía nada de esto”.

En una revisión del Jewish Fundamentalism in Israel, el escritor Allan Brownfeld describe las opiniones de Schneerson sobre Israel: «El rabino Schneerson siempre apoyó las guerras de Israel y se opuso a cualquier retirada. En 1974 se opuso firmemente a la retirada israelí de la zona de Suez. Prometió a Israel favores divinos si persistía en la ocupación de la tierra».

“Otro de estos Jabad Hassid es el Rabino Itzjak Ginsburg, quien elogió a Goldstein, el asesino de 29 palestinos mientras oraban, y considera a todos los no-judíos como infrahumanos. Según el autor Motti Inbari, un académico israelí que ahora enseña en los EE.UU., Ginsburg «da prominencia a los enfoques de la Halajá y cabalísticos que hacen hincapié en la distinción entre los judíos y los no judío (gentiles), imponiendo una separación clara y jerárquica a este respecto». En su libro Jewish Fundamentalism and the Temple Mount: Who Will Build the Third Temple? el profesor Inbari dice, «[Ginsburg] afirma que mientras que los judíos son el pueblo elegido y fueron creados a imagen de Dios, los gentiles no tienen esta condición y son efectivamente considerados sub humanos». El Profesor Inbari , un académico israelí que ahora enseña en los EE.UU., escribe que el enfoque teológico de Ginsburg continúa «ciertas percepciones que eran populares en la época medieval»:  «Por ejemplo», Inbari escribe, «el mandamiento ‘No matarás’ no se aplica a la matanza de un gentil, ya que ‘no matarás’ se relaciona con el asesinato de un ser humano, mientras que para él los gentiles no constituyen los seres humanos»”.

Estas ideas permean también a parte de las Fuerzas de Defensa de Israel: “Manuales militares israelíes a veces replican enseñanzas extremistas. Por ejemplo, un folleto escrito por un Capellán Jefe decía: «En la guerra, cuando nuestras fuerzas asaltan al enemigo, se les permite y hasta ordenado por la Halajá matar incluso a buenos civiles…» Tales declaraciones del rabino de las Fuerzas Armadas de Israel, fueron destacadas durante el ataque a Gaza que llevó a cabo Israel en 2008 -9, ocasionando la muerte de 1.400 habitantes de Gaza, aproximadamente la mitad de ellos civiles. (La resistencia palestina mató a nueve israelíes durante esta «guerra».) El escritor Stephen Lendman de Chicago ha descrito estas enseñanzas, prestando una cantidad de ejemplos: «En 2007, el ex rabino jefe de Israel, Mordechai Elyahu, llamó al ejército israelí a cometer asesinato en masa de palestinos: «Si no se detienen después que matemos a 100, entonces tenemos que matar a 1000. Y si no se detienen después de 1000, entonces tenemos que matar a 10.000. En caso de que aún no se detienen debemos matar a 100.000. Incluso un millón». Lendman informa que algunos rabinos israelíes extremistas enseñan que «los diez mandamientos no se aplican a los no-judíos. Así que matarlos en la defensa de la patria es aceptable, y de acuerdo con el presidente del Consejo Rabínico judío: «No hay tal cosa como los civiles enemigos en tiempo de guerra. La ley de nuestra Torá es tener compasión de nuestros soldados y salvarlos…. Mil vidas no judías no valen la uña de un judío’»”, señala Weir.

Otro ejemplo es Manis Friedman, un rabino de Jabad-Lubavitch inspirado por Schneerson que sirvió como el traductor simultáneo para una serie de charlas de Schneerson. (Friedman es actualmente decano de la Jewish Studies Institute en Minnesota). En un artículo en la revista Moment, «Ask the Rabbis // How Should Jews Treat Their Arab Neighbors? «Friedman respondió: «Yo no creo en la moralidad occidental, como por ejemplo, no matar a civiles o niños, no destruir los lugares sagrados, no luchar durante las temporadas de vacaciones, no bombardear cementerios, no disparar hasta que disparen primero porque eso es inmoral. La única manera moral de combatir en una guerra es la manera judía: destruir sus lugares sagrados. Matar a los hombres, las mujeres y los niños (y el ganado)».

Shahak y Mezvinsky explican que «Uno de los principios básicos de la Cábala de Luria es la absoluta superioridad del alma judía y el cuerpo sobre el alma y el cuerpo no judío. Según la Cábala de Luria, el mundo fue creado exclusivamente para el bien de judíos; la existencia de los no-judíos era subsidiaria», lo que según estos autores se cubre a menudo en las discusiones en idioma Inglés. Autores de libros para estudiantes acerca de la mística judía y la Cábala de Luria, ellos escriben, frecuentemente «deliberadamente omiten la referencia a dichas ideas».

“Los medios de comunicación de Estados Unidos rara vez informan de que algunos colonos extremistas israelíes son intensamente hostiles para con los cristianos, y en algunos casos amenazaron a activistas por la paz que llegaron a Cisjordania para participar en manifestaciones no violentas, «Matamos a Jesús y los vamos a matar a ustedes también». También hay un récord de hostilidad oficial. Por ejemplo, hace unos años, un alcalde israelí ordenó reunir todo Nuevo Testamento para ser quemado“, finaliza Weir.

Si te gustó este artículo apoyá a KontraInfo con tu suscripción. No recibimos ni recibiremos jamás dinero de ONG's ni partidos políticos. Por hacer un periodismo alternativo venimos siendo sistemáticamente censurados y desmonetizados. Ayudanos con tu suscripción, ingresando a este enlace. Si vas a reproducir este material, citá la fuente: www.kontrainfo.com