Alberto Fernández termina su gobierno con una pobreza en Argentina del 45% que afecta al 63% de los niños y adolescentes

De acuerdo al Observatorio de la Deuda Social (ODSA) de la Universidad Católica Argentina (UCA) en su último informe, correspondiente al tercer trimestre de 2023, la pobreza en la Argentina ascendió al 44,7 % del total de la población y al 62,9 % de los niños y adolescentes.

17,5 millones de argentinos de zonas urbanas se encuentran sumergidos en niveles bajos de ingresos, vivienda precaria, salud y educación insuficiente o inseguridad alimentaria.

La cifra se eleva a 20,8 millones si se extrapolan los datos a los que viven en zonas rurales.

8 millones de niños y adolescentes viven en hogares pobres, 2 millones en hogares indigentes.

El estudio anterior, publicado en septiembre, indicaba una pobreza de 38,9 %, lo que muestra un importante incremento de casi 6 puntos.

El estudio, que lleva como título ‘Deudas sociales crónicas y desigualdades crecientes. Desafíos para la agenda pública (2004-2023)’, indica que el 9,6 % de la población está en niveles de indigencia, lo que significa que ni siquiera llegan a satisfacer sus necesidades alimenticias más básicas.

Unos 4,4 millones de argentinos no alcanzan a cubrir la canasta básica de alimentos.

De acuerdo al informe del ODSA, la calidad del empleo cayó a los niveles más bajos de la serie que se mide desde 2004, con un 33,1 % de la población económicamente activa mayor de 18 años en condición de desempleo o de subempleo inestable (24,3 %).

Entre los factores que explican el ascenso de la pobreza el Informe de la UCA señala que “entre 2017 y 2023, las remuneraciones se redujeron dramáticamente: el poder de compra de los ingresos laborales cayó 32,1% a raíz de la inflación y la recesión prolongada. En un contexto de reducción del desempleo aparece una nueva figura: el trabajador pobre”.

“Los efectos de la inflación, sumados al estancamiento de la economía y la situación de empleo informal, hacen que en la Argentina los niveles de pobreza hayan aumentado. Y todos los indicadores muestran que esa suba de cantidad de pobres o nuevos pobres seguirá en aumento el año entrante”, afirmó Agustín Salvia, director del Observatorio.

“Lo que vemos es el fin del régimen económico, político e institucional post convertibilidad, a partir del cual se reorganizó el desarrollo económico y la distribución social del país, con una decisión de estimular al consumo y poca creación de empleo. Fue próspero en la salida de la crisis de 2001, se estancó y entró en decadencia en los últimos años. Hoy estamos en la agudización de esa crisis, y no cabe asignarlo a un único espacio político”, dijo Salvia, quien pronosticó además un aumento de la pobreza de entre 3 y 4 puntos porcentuales para el próximo año.

Si te gustó este artículo apoyá a KontraInfo con tu suscripción. No recibimos ni recibiremos jamás dinero de ONG's ni partidos políticos. Por hacer un periodismo alternativo venimos siendo sistemáticamente censurados y desmonetizados. Ayudanos con tu suscripción, ingresando a este enlace. Si vas a reproducir este material, citá la fuente: www.kontrainfo.com