El multimillonario británico Joe Lewis se declara culpable de tráfico de información privilegiada en EEUU

El multimillonario británico Joe Lewis, polémico en la Argentina por sus propiedades en la Patagonia, en torno al Lago Escondido, se declaró culpable el miércoles de los cargos de haber utilizado un plan de tráfico de información bursátil privilegiada para enriquecer ilegalmente a amigos y asociados. Se enfrenta a penas de hasta cinco años de prisión por conspiración para cometer fraude de valores y hasta 20 años de prisión por cada uno de los dos cargos de fraude de valores.

El magnate de 86 años, cuyo fideicomiso familiar controla la mayoría del Tottenham Hotspur, se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude de valores y dos cargos de fraude de valores, como parte de un acuerdo con la oficina del fiscal estadounidense en Manhattan.

En julio pasado, Damian Williams, fiscal federal para el distrito sur de Nueva York , acusó a Lewis de dar a amigos, incluidos sus pilotos personales, asistentes y amantes, información privilegiada sobre empresas en las que era inversor.

“Utilizó información privilegiada como una forma de compensar a sus empleados o regalar regalos a sus amigos y amantes”, dijo Williams en ese momento.

Dirigiéndose a la jueza de distrito estadounidense Jessica Clarke, Lewis admitió que sabía en ese momento que lo que estaba haciendo estaba mal. “Estoy muy avergonzado y pido disculpas al tribunal por mi conducta”, sostuvo Lewis, con el fin de reducir su futura pena.

Los pilotos, Patrick O’Connor y Bryan Waugh, también fueron acusados.

Lewis fue acusado por fiscales federales de 16 cargos de fraude de valores y tres cargos de conspiración, por presuntos delitos que abarcaron desde 2013 hasta 2021. Williams ha calificado la conducta de Lewis como “corrupción corporativa clásica”.

La jueza Clarke fijó su sentencia para el 28 de marzo.

Lewis fundó la firma de inversión Tavistock Group que tiene un valor de 6.200 millones de dólares, según Forbes. A Lewis se le ha permitido permanecer en libertad gracias a una fianza de 300 millones de dólares garantizada por su yate, llamado Aviva, y un avión privado.

Los términos de su fianza restringen a Lewis viajar fuera de Estados Unidos, abordar su yate o viajar en su avión personal a menos que sea para asistir a una audiencia judicial. Lewis se limita a viajar entre Nueva York , Florida y Georgia, donde también posee propiedades.

Si te gustó este artículo apoyá a KontraInfo con tu suscripción. No recibimos ni recibiremos jamás dinero de ONG's ni partidos políticos. Por hacer un periodismo alternativo venimos siendo sistemáticamente censurados y desmonetizados. Ayudanos con tu suscripción, ingresando a este enlace. Si vas a reproducir este material, citá la fuente: www.kontrainfo.com