“El pájaro es libre”: Musk despidió al CEO y moderadores de Twitter y prometió combatir la “cultura de la cancelación”

“El pájaro es libre”, tuiteó Musk el jueves por la noche en un guiño al icónico logotipo de Twitter. Elon Musk, dueño de Tesla y de SpaceX, tomó este jueves el control de la red social Twitter tras concluir su compra por u$s44.000 millones de dólares. Musk presentó su batalla por la compra de Twitter como una cruzada por la libertad de expresión, luego de que la conducción de Twitter llevara adelante una política de regulación del discurso en la plataforma con la excusa de “combatir discursos conspirativos, anti democráticos o de odio”. La regulación llegó al extremo de solo permitir lo “políticamente correcto” de cerrar la cuenta de Donald Trump cuando todavía era presidente de los Estados Unidos en base a su uso de la red para poner en duda los resultados de las elecciones que lo sacaron de la Casa Blanca.

Musk despidió con efecto inmediato al director ejecutivo de la compañía, Parag Agrawal, y a otros dos altos ejecutivos, según el Washington Post. Además, Reuters informó que despidió al director financiero, Ned Segal, y a la jefa de políticas y asuntos legales, Vijaya Gadde, quien fue la responsable legal de censurar al expresidente Donald Trump. Según personas familiarizadas con el asunto, Musk los acusó de engañarlo a él y a los inversores de Twitter sobre la cantidad de cuentas falsas en la plataforma de redes sociales. Los directivos despedidos abandonaron el edificio escolados por la seguridad de la empresa, según informó la agencia.

Musk ha venido anunciando que su principal interés es flexibilizar las reglas y la moderación de contenidos “para garantizar la diversidad de ideas”. El jueves, Musk dijo en una carta a los anunciantes publicada en su cuenta de Twitter que es “importante para el futuro de la civilización tener una plaza pública en línea donde una gran variedad de opiniones puedan debatirse de manera saludable, sin recurrir a la violencia”. Una de las primeras medidas que adoptaría sería la de habilitar las cuentas de usuario que habían sido suspendidas de forma permanente, porque el directivo no cree en las prohibiciones de por vida. Una de esas cuentas es la del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Estoy muy feliz de que Twitter ahora esté en buenas manos y ya no será dirigido por lunáticos y maníacos de la izquierda radical que realmente odian a nuestro país”, dijo el ex presidente Donald Trump, asiduo usuario de Twitter hasta que fue bloqueado tras el asalto al Capitolio por parte de sus simpatizantes el 6 de enero de 2021. Trump no aclaró si regresará a Twitter tras fundar su propia red, Truth Social. Donald Trump, que contaba con casi 89 millones de seguidores. El expresidente de la Casa Blanca había sido acusado de incitar a sus partidarios a la violencia. Sin embargo, Musk dio a entender que su cuenta podría ser reactivada.

“Twitter formará un consejo de moderación de contenidos” pero esta vez “con puntos de vista ampliamente diversos”, anticipó Musk. “No se tomarán decisiones de contenido importantes ni se restablecerán cuentas antes de que se reúna ese consejo”, señaló. Por lo que habrá que esperar para la rehabilitación de cuentas de políticos y famosos canceladas, como las de Trump, Project Veritas, Infowars, el General Flynn, o el rapero Kany West.

“En Europa, el pájaro volará según nuestras reglas”, salió a cruzar Thierry Breton, el comisario de Mercado Interno de la Unión Europea, en respuesta al mensaje de Musk.

Elon Musk señala que quiere luchar contra el spam y las cuentas falsas. Según un artículo del Washington Post, Musk planea despedir, a largo plazo, a casi el 75% de los 7.500 empleados de Twitter.

Tras anunciar en abril la operación de compra recurriendo a financiamiento que luego se pagará con acciones de la empresa, garantizó financiación de deuda con varios bancos de inversión (como Morgan Stanley, Bank of America, Barclays, BNP Paribas o el japonés MUFG), que proporcionan 13.000 millones de dólares, y obtuvo el respaldo de inversores de capital como Larry Ellison, cofundador de Oracle, el príncipe saudí Alwaleed Bin Talal, Sequoia Capital, VyCapital, Fidelity y Brookfield, que habría contribuido con 7.100 millones. Musk también parece dispuesto a coquetear con las criptomonedas en la red social. Binance, la plataforma de intercambio de criptomonedas, confirmó este viernes que será un inversor de capital en el acuerdo de compra. “Estamos encantados de ayudar a Elon a realizar una nueva visión para Twitter. Nuestro propósito es desempeñar un papel en la unión de las redes sociales y la web3 para ampliar el uso y la adopción de la tecnología de criptomonedas y blockchain”, dijo el fundador y CEO de Binance, Changpeng Zhao.

En su mensaje, Musk afirmó que no busca “hacer dinero” con esta compra sino que “La razón por la que adquirí Twitter es porque es importante para el futuro de la civilización tener una plaza pública digital común, donde se pueda debatir una amplia gama de creencias de manera saludable, sin recurrir a la violencia”.

Uno de sus objetivos será entonces recuperar una libertad de expresión que ha desaparecido de la red. En su cuenta colgó el comentario The bird is freed (El pájaro está libre), confirmando su idea de que Twitter tenga menos límites en los contenidos y los vetos no sean permanentes, poniendo un freno a lo que se ha dado en llamar la “cultura de la cancelación” basada en lo “políticamente correcto”.

Si te gustó este artículo apoyá a KontraInfo con tu suscripción. No recibimos ni recibiremos jamás dinero de ONG's ni partidos políticos. Por hacer un periodismo contrahegemónico venimos siendo sistemáticamente censurados y desmonetizados. Ayudanos con tu suscripción, ingresando a este enlace.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: