Los Rockefeller, tras desinvertir en combustibles fósiles, lograron prohibir las exportaciones de GNL de EEUU

Las ONGs controladas por la dinastía Rockefeller y otros donantes multimillonarios estuvieron detrás de una campaña para que el Gobierno de los EE.UU. suspendiera nuevas aprobaciones de exportaciones de gas natural licuado (GNL), una campaña que logró su objetivo, informó esta semana el Wall Street Journal.

Personas familiarizadas con el asunto dijeron al periódico que los Rockefeller, otrora dueños de la poderosa EXXON/Mobil,  junto con el ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, han inyectado millones de dólares en grupos ambientalistas que hacen campaña contra proyectos de combustibles fósiles, incluidas terminales de GNL propuestas para la costa del Golfo de México.

Biden obedeció el reclamó y ordenó una pausa en las aprobaciones de exportaciones de GNL de nuevos proyectos en el país el 26 de enero, citando su posible contribución al cambio climático. La medida, que fue bien recibida por los activistas climáticos, podría retrasar las decisiones sobre nuevas plantas hasta después de las elecciones presidenciales estadounidenses del 5 de noviembre. “Recibieron nuestra atención”, dijo un alto funcionario de la administración Biden sobre los esfuerzos de los activistas, describiendo la campaña como intensa, según el WSJ.

Sin embargo, muchos grandes productores se han opuesto abiertamente a la medida, la controvertida decisión también ha provocado la ira entre los republicanos en el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes.

La Asociación Independiente del Petróleo de Estados Unidos también ha argumentado que el plan “reforzaría la influencia rusa” en el mercado europeo del gas. Estados Unidos se convirtió el año pasado en el principal exportador de GNL del mundo y envía aproximadamente la mitad de sus exportaciones a Europa occidental. Según la Casa Blanca, Estados Unidos ha superado sus objetivos anuales de entrega a la UE en cada uno de los dos últimos años.

Mientras tanto, según el WSJ, unos días después del anuncio de Biden, Sarah Brennan, directora asociada del Fondo de la Familia Rockefeller, escribió en un correo electrónico a grupos ambientalistas diciendo que “la pausa… es el resultado de un impulso sostenido de cuatro años que construido sobre años de oposición a las exportaciones de gas por parte de grupos comunitarios y abogados”. Brennan añadió que “la Casa Blanca reconoció el poder de esta campaña”.

El informe indicó que en 2018 el Rockefeller Brothers Fund, una fundación creada en 1940 por algunos de los herederos del magnate petrolero John D. Rockefeller (distinta a Rockefeller Foundation), lanzó una iniciativa llamada Funder Collaborative on Oil and Gas para alentar a los financiadores verdes a “hacer más”. Según se informa, algunos de los herederos han hecho campaña durante años contra el gigante energético estadounidense Exxon Mobil, antigua propiedad de la familia, que desinvirtió sus fondos en combustibles fósiles, según se anunció el 30 de septiembre de 2014.

Si te gustó este artículo apoyá a KontraInfo con tu suscripción. No recibimos ni recibiremos jamás dinero de ONG's ni partidos políticos. Por hacer un periodismo alternativo venimos siendo sistemáticamente censurados y desmonetizados. Ayudanos con tu suscripción, ingresando a este enlace. Si vas a reproducir este material, citá la fuente: www.kontrainfo.com