¡Muerte a la agricultura! – Por Juan Manuel de Prada

¡Muerte a la agricultura!
Por Juan Manuel de Prada

Son numerosas las protestas de agricultores en diversos países europeos, también en España, que reclaman ayudas económicas y medidas proteccionistas, así como el abandono de posiciones medioambientales enloquecidas… Pero pedir tales cosas a la Unión Del Pudridero Europeo es tanto como pedir peras al olmo.

La Unión del Pudridero Europeo es una organización al servicio de la plutocracia, encargada de desmantelar las economías nacionales, convirtiendo a la población de las colonias sometidas en una patulea que se refocila en sus derechos de bragueta.

Para lograr este fin primordial, la Unión del Pudridero Europeo estableció unos ‘cupos’ de producción agrícola y ganadera que incentivaban el abandono del campo y sobornaban a agricultores y ganaderos, convirtiéndolos en rehenes de subvenciones, a la vez que abarataban los precios de sus productos hasta niveles insoportables, merced a una ‘libre concurrencia’ que infestó las economías nacionales de productos venidos de los arrabales del atlas. De este modo, se logró que de los escasos ciento cuarenta millones de europeos que todavía viven en el campo, ni siquiera quince se dediquen al sector primario. Un porcentaje que la Unión del Pudridero Europeo desea reducir todavía más, pues agricultura y ganadería representan ya tan sólo el 1,9 por ciento de su producto interior bruto. Simplemente, los burócratas de la Unión del Pudridero Europeo han decidido entregar en una bandeja la cabeza de agricultores y ganaderos a la Salomé plutocrática que les baila y les enseña el chichi rezumante de monedas.

Esta destrucción de las economías nacionales se está perpetrando con la coartada de la lucha contra el cambio climático, que encubre una suerte de ‘cambio de Estado global’ para instaurar una asfixiante tiranía caracterizada por la destrucción de las economías nacionales, el empobrecimiento masivo y la reducción drástica de la población; pues su objetivo final es la concentración de la riqueza en unas pocas, poquísimas manos. Que son las manos rapaces de esa plutocracia misántropa que se reúne en Davos; las manos rapaces que manejan y aseguran un retiro dorado a todos los lacayuelos que gobiernan las colonias de la Unión del Pudridero Europeo. Esta pandilla psicopática ha determinado que una gran porción de población sobra (pues dificulta la concentración de riqueza); y para que la población se reduzca y su riqueza crezca se han propuesto destruir el sector primario, para acaparar también sus ruinas y destinar los campos abandonados a la producción de ‘energías renovables’ ineficientes, nutridas con subvenciones (es decir, con exacciones tributarias a la pobre gente engañada, que así contribuye al engorde de la plutocracia).

La Unión del Pudridero Europeo tiene como finalidad principal arruinar la agricultura y la ganadería, para favorecer estos designios plutocráticos. Cualquier salvación verdadera y no cosmética para el campo exige la previa aniquilación de ese engendro.

Si te gustó este artículo apoyá a KontraInfo con tu suscripción. No recibimos ni recibiremos jamás dinero de ONG's ni partidos políticos. Por hacer un periodismo alternativo venimos siendo sistemáticamente censurados y desmonetizados. Ayudanos con tu suscripción, ingresando a este enlace. Si vas a reproducir este material, citá la fuente: www.kontrainfo.com