La derecha en su jaula – Por Juan Manuel de Prada

La derecha en su jaula
Por Juan Manuel de Prada

Afirmaba en su tercerita dominical el director de ABC, con más razón que un santo, que el doctor Sánchez se dispone a gobernar sólo para los «españoles buenos» que le votan o votan a sus aliados indepes. Y demos gracias si se conforma con eso; porque el doctor Sánchez también puede ordenar a la bofia, si le peta, que zurre la badana a los «malos», siguiendo el modelo empleado en las concentraciones de Ferraz. Pero es benéfico que la bofia zurre la badana a la gente de derechas, a ver si de este modo deja de una puñetera vez de hablar con unción de los sacrosantos «cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado».

El problema de las gentes de derechas es que sólo leen a los escritores socialistas renegados que les arengan en las manifestaciones y les tupen las meninges con alfalfa constitucionalista (más alguna invocación al ‘Non serviam’ de propina). Pero si la derecha, en vez de leer a estos socialistas renegados, leyera a Donoso Cortés, sabría que los «cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado» que tanto venera no son sino «esclavos de uniforme» al servicio del Leviatán. Y si el Leviatán les ordena que zurren la badana a la gente de derechas, los esclavos de uniforme se la zurran tan ricamente (y recemos para que no les pidan otras cositas más chungas).

El plan del doctor Sánchez, ciertamente, es gobernar tan sólo para los «españoles buenos»; pero dicho plan está prosperando porque la derecha está encerrada en la jaula de sus distorsiones cognitivas. Y, encerrada allí dentro, además de dimitir de todos los principios morales que en otro tiempo sostuvo (siquiera de boquilla), la derecha se ha puesto a pensar las ideas más turulatas y lóbregas, azuzada por sus lidereses y lideresas y por sus periodistas farloperos de cabecera. Así, por ejemplo, la derecha española piensa turulatamente que la bofia es su amiga, que la Constitución es su baluarte y que la Unión del Pudridero Europeo es su paladín; pero también piensa lóbregamente que debe proclamarse sionista de estricta observancia (incluso cuando las bombas sionistas despedazan a miles de niños palestinos), obedecer religiosamente las consignas del Tío Sam (aunque vayan en contra de los intereses nacionales) y enarbolar las «leyes de mercado» a machamartillo, para que los sueldos sean más birriosos todavía y las compañías transnacionales se coman todo el pastel. Así, defendiendo las ideas más grotescas y lóbregas, las gentes de derechas disfrutarán per sécula seculórum del doctor Sánchez en Moncloa, que además podrá permitirse el lujo de no decir ni pío mientras las bombas israelíes despedazan a miles de niños palestinos, mientras el Tío Sam nos arruina material y moralmente y los salarios pierden capacidad adquisitiva a chorros. Después de todo, el doctor Sánchez podrá defenderse alegando que sólo permite remolonamente estas calamidades; y que quien las defiende con ardor es la invotable derecha, encerrada en la jaula de sus distorsiones cognitivas.

Si te gustó este artículo apoyá a KontraInfo con tu suscripción. No recibimos ni recibiremos jamás dinero de ONG's ni partidos políticos. Por hacer un periodismo alternativo venimos siendo sistemáticamente censurados y desmonetizados. Ayudanos con tu suscripción, ingresando a este enlace. Si vas a reproducir este material, citá la fuente: www.kontrainfo.com