Netanyahu confiesa que “ataca directamente a Irán”: la guerra regional de Israel – Por Alfredo Jalife Rahme

Por Alfredo Jalife Rahme

La temeraria pugnacidad del premier Netanyahu lo orilla a expresar su verdadera psique, que luego es obligado a desmentir.

Hace tres días confesó estar atacando directamente (¡megasic!) a Irán (https://bit.ly/3U1ssUW).

Netanyahu no tiene recato en mentir con sus grotescos mapas para oligofrénicos, como el que usó para inventar que Irán ya poseía la bomba nuclear, cuando el mismo Israel oculta sus más de 300 bombas atómicas clandestinas (ex presidente Carter dixit; https://bit.ly/3SEJGqm), lo cual había constituido también otra superchería del geoestratega del sionismo global, espía británico israelí/islamófobo consuetudinario Bernard Lewis, quien alucinó lo mismo hace 18 años (https://bit.ly/3OcqYTU).

Aquí lo relevante no radica en la desinformación/mendacidad de los políticos israelíes y sus turiferarios globales, sino en su obsesión por impedir la obtención de una bomba nuclear por Irán que sería la peor derrota de Israel desde su creación terrenal –no su muy respetable creencia paleo-bíblica– hace 75 años.

Por cierto, la oficina de Netanyahu borró su declaración en la ONU –su ominosa amenaza nuclear (sic) creíble (sic) que deberá enfrentar Irán (¡megasic!), para luego retractarse en forma pueril (https://bit.ly/3PURukT)–: 16 días antes del icónico 7 de octubre del ataque de Hamas, que detonó la reacción en cadena que anhela el premier israelí para que Estados Unidos borre del mapa (sic) a Irán (https://bit.ly/46Uy4ne).

Siempre detecté que la guerra de Netanyahu contra Hamas constituye una espesa cortina de humo para aniquilar a Irán y así quedar como la única potencia verdaderamente nuclear y hegemónica en todo Medio Oriente: That’s the name of the game!

Para no variar, la atareada oficina de Netanyahu volvió a borrar un tuit basado en las noticias israelíes i24News (https://bit.ly/3OaTfu4) de que en el futuro Israel debe controlar el área entera del río al mar. Tales seis ominosas palabras constituyen el cántico a la liberación de Palestina que los multimedia sionistas juzgan de antisemita (whatever that means; https://bit.ly/3Oammh3).

No han sido buenas semanas para la imagen pública global de Israel ni para sus operadores foráneos del Mossad desde Erbil, capital de la provincia kurda de Irak (https://bit.ly/3U2ZGmR) hasta Nueva York, donde sulfura la sicalíptica lista de Jeffrey Epstein –vulgar pedófilo operador del Mossad, sembrado para chantajear a la clase política y a la monarquía de Estados Unidos y Gran Bretaña(https://bit.ly/3tZVmdo)– y estalló el magno escándalo de la cábala Lubavitch/Chabad (https://bit.ly/48u972B), exhibida en sus túneles ilegales debajo de su sinagoga en Nueva York (https://bit.ly/47CZq0Y).

Ya 19 días después al icónico 7 de octubre, Itamar Rabinovich, ex embajador de Israel en Estados Unidos (1993-1996), definió que se trataba de la primera guerra de Israel contra Irán (https://bit.ly/41HLVLX).

Ahora, ante el agónico globalista Foro Económico Mundial de Davos, que no asimila su irrelevancia en plena desglobalización y en la fase postUcrania, el decorativo presidente (en el sistema político de Israel), el jázaro (https://bit.ly/3QqemJr) Isaac Herzog, bramó que su acorralado país paria/apartheid y presunto genocida se encuentra en guerra contra Irán, a quien catalogó como imperio del mal (https://bit.ly/429Ew8M)” –refrito que usó Ronald Reagan contra la ex Unión Soviética–.

Sin contar el sicótico pataleo del supuesto héroe (sic) pugnaz de Estados Unidos, John McCain –quien zapateó (sic) hace 17 años bombardear a Irán (https://bit.ly/3S5oAjc): ¡lo zapateó cinco veces!–, la obsesiva compulsión de los jázaros no-semitas israelíes no es nueva cuando hace 16 años fue creado el grupo Unidos Contra el Irán Nuclear (UANI) que preside el jázaro Joe Lieberman (https://bit.ly/4b7hbIA), fallido candidato a la vicepresidencia con el muy oxidado Al Gore. En su grupo iranófobo predominan espías británicos y del Mossad, y otros ultrasionistas encubiertos como Dennis Ross, Thomas Kaplan y los Adelson.

El anhelo de Netanyahu detrás de Gaza: la destrucción de Irán (https://bit.ly/3QzQ4h5).

http://alfredojalife.com

Facebook: AlfredoJalife

Vk: alfredojalifeoficial

Telegram: https://t.me/AJalife

YouTube: @AlfredoJalifeR

Tiktok: ZM8KnkKQn/

X: AlfredoJalife

Instagram: @alfredojalifer

Si te gustó este artículo apoyá a KontraInfo con tu suscripción. No recibimos ni recibiremos jamás dinero de ONG's ni partidos políticos. Por hacer un periodismo alternativo venimos siendo sistemáticamente censurados y desmonetizados. Ayudanos con tu suscripción, ingresando a este enlace. Si vas a reproducir este material, citá la fuente: www.kontrainfo.com